Bebés cultivados en laboratorio

Manipulación genética y el sacrificio de la humanidad: ¡la agenda secreta de las élites globalistas!

Mayo 15, 2024 - 09:13
 0  19
Bebés cultivados en laboratorio

La humanidad se encuentra al borde de un futuro oscuro y retorcido, donde el milagro del nacimiento se reduce a un proceso frío y mecánico. Entra en Afterlife de EctoLife: una escalofriante instalación distópica que cuenta con úteros artificiales. Despojémonos del lenguaje aséptico de las relaciones públicas y expongamos la insidiosa realidad que acecha debajo de esta llamada "innovación".

EctoLife se anuncia a sí mismo como el salvador de países como Japón, Bulgaria y Corea, que lidian con la disminución de las tasas de natalidad. Pero no nos engañemos. ¿Por qué la repentina urgencia de los úteros artificiales? ¿Podría ser que estamos siendo sistemáticamente envenenados hasta la infertilidad? Las vacunas contra el Covid, los transgénicos, el agua fluorada y los microplásticos omnipresentes parecen estar trabajando en conjunto para paralizar nuestra capacidad natural de reproducirnos. Conecten los puntos, amigos, todo es muy conveniente.

Respaldado por el Foro Económico Mundial (WEF, por sus siglas en inglés) y una gran cantidad de ONG, EctoLife hace alarde de su agenda sostenible y de control de la población. No te dejes engañar. No se trata de salvar a la humanidad; se trata de controlarlo. El útero artificial es una correa.

Imagínese una instalación alimentada completamente por energía renovable, que alberga 75 laboratorios de alta tecnología. Cada laboratorio puede incubar hasta 400 cápsulas de crecimiento, produciendo la asombrosa cantidad de 30,000 bebés cultivados en laboratorio cada año. Estas vainas replican las condiciones dentro del útero de una mujer hasta el último detalle. Es inquietantemente perfecto. Demasiado perfecto.

Arkredo Life, la mente maestra detrás de EctoLife, promete que estos bebés hechos en laboratorio se desarrollarán en un ambiente prístino y libre de infecciones. Los materiales que utilizan evitan la adhesión bacteriana, creando un útero sintético estéril. ¿Es esto realmente un regalo o un paso siniestro hacia el control total sobre la fragilidad humana?

El discurso de EctoLife no se detiene ahí. Se jactan de crear "descendencia inteligente" mediante el bombeo de nutrientes óptimos en estos úteros artificiales. Cada grupo de cápsulas cuenta con dos biorreactores: uno que suministra nutrientes esenciales y oxígeno a través de un cordón umbilical artificial, y el otro elimina eficazmente los residuos.

Es un boleto a la manipulación genética. Con su paquete ELITE, los padres pueden personalizar la apariencia física y la inteligencia de sus hijos. ¿Somos realmente tan ingenuos como para pensar que esto es progreso? ¿O nos estamos precipitando hacia un futuro de pesadilla en el que los humanos están hechos a medida en un laboratorio?

El proceso de parto es tan estéril y mecánico como el resto de este espectáculo de terror. Con solo presionar un botón, un niño se separa de su cápsula de crecimiento. Sin dolor, sin lucha, solo una separación clínica y sin alma. Las pruebas de ADN posteriores al nacimiento garantizan la coincidencia genética del niño, lo que se comercializa como "transparencia total". Pero, ¿cómo afecta esto a la santidad del nacimiento? Se reduce a una transacción, a un proceso de fabricación.

El artífice de esta visión retorcida es Hashim Al Gailey, biólogo y divulgador científico. Su creación se basa en investigaciones de la década de 1950, lo que demuestra que no se trata de un avance espontáneo. Es un movimiento calculado, esperando el momento adecuado en el que la sociedad esté lo suficientemente desesperada y crédula como para aceptarlo.

Para aquellos que prefieren evitar el entorno de fábrica, EctoLife ofrece un biorreactor compacto para uso doméstico, completo con baterías de larga duración. Ahora, puede "incubar" a su hijo en la privacidad de su propio hogar. No hay necesidad de madres sustitutas ni agencias de adopción. Se vende como conveniencia, pero ¿a qué costo? Es un paso aterrador hacia un mundo en el que la vida humana se fabrica como un producto.

"La vida reinventada", la llaman. Pero, ¿hemos olvidado, en nuestra ciega búsqueda de conveniencia, lo que significa vivir de verdad? No se trata solo de crear vida, se trata de jugar a ser Dios. Y cuando juegas con fuego, te quemas.

Detrás de la brillante fachada de EctoLife se esconde una oscura agenda. La participación de organizaciones poderosas y el impulso por el control de la población deberían hacer saltar las alarmas. No se trata solo de avances tecnológicos; Se trata del control total sobre la reproducción humana. La verdadera pregunta no es si podemos lograrlo, sino si deberíamos hacerlo. ¿Qué estamos dispuestos a sacrificar en el altar del progreso?

EctoLife está preparada para ofrecer su visión distópica. Pero, ¿estamos preparados para afrontar las consecuencias?

¿Estamos preparados para vivir en un mundo en el que la vida humana es una mercancía, diseñada y fabricada en un laboratorio?

Este es el futuro que EctoLife está vendiendo: una existencia fría, estéril y controlada. La entrega es inevitable.

La verdadera pregunta es, ¿estamos listos para enfrentar la monstruosa realidad detrás de esto, o estamos marchando ciegamente hacia una pesadilla meticulosamente elaborada?

Fuente: Gazetteller

¿Cuál es tu reacción?

like

dislike

love

funny

angry

sad

wow