Cuarentena para mascotas de pacientes con viruela del mono

La viruela del mono puede transmitirse entre un humano y un animal, por lo que el ECDC europeo ha recomendado que las mascotas de los contagiados guarden también cuarentena para evitar que la enfermedad se vuelva endémica.

Cuarentena para mascotas de pacientes con viruela del mono

Los casos de viruela del mono siguen produciéndose, y se espera que continúen. Por ello y para intentar frenar su expansión, el Centro Europeo para la Prevención y el Control de Enfermedades (ECDC) ha recomendado que las personas contagiadas se mantengan aisladas de otras personas hasta que las costras de sus lesiones cutáneas se caigan, también han aconsejado que las mascotas de estos pacientes guarden cuarentena para evitar que se transmita a otros animales.

PUBLICIDAD

Y es que, desde el organismo han informado que se puede producir la transmisión entre el humano y el animal, por lo que las personas que vivan con una mascota como perro o gato, deben asegurarse de que no salen de casa ni tienen contacto con otras personas o animales hasta que la persona se haya curado por completo, pues de propagarse el virus entre la fauna, la enfermedad podría volverse endémica, es decir, que afectan de forma permanente a una región.

Para evitar que la infección llegue a un entorno salvaje, el ECDC indica que “los países de la Unión Europea (UE) y del Espacio Económico Europeo (EEE) deben centrarse en la pronta identificación, gestión, rastreo de contactos y notificación de nuevos casos de viruela del mono (MPX). Los países deben actualizar sus mecanismos de rastreo de contactos, su capacidad de diagnóstico de ortopoxvirus y revisar la disponibilidad de vacunas contra la viruela, antivirales y equipos de protección personal (EPP) para los profesionales de la salud”.

PUBLICIDAD

Aislamiento hasta que las costras se caigan

En relación a los humanos, el organismo recomienda que los pacientes positivos en Monkeypox se aíslen en sus domicilios del resto de personas, especialmente si son inmunodeprimidas, durante 21 días, tiempo en el que las erupciones de la piel características de la enfermedad se secan y se caen, momento en el que dejan de ser infecciosas. Además, se aconseja que eviten tener cualquier tipo de relación sexual o contacto físico estrecho hasta que sanen las pústulas. Los pacientes con viruela del mono deben aislarse en casa durante 21 días, o hasta que las costras se caigan, y si tienen mascotas ellas también deberán hacer cuarentena

A pesar de esta recomendación, el ECDC ha reconocido que la viruela del mono no se contagia fácilmente entre personas, sino que el peligro está en tener contacto con material infeccioso de las lesiones de un contagiado, por las gotas respiratorias expulsadas por los pacientes durante una estancia cara a cara prolongada y a través de objetos contaminados con estas sustancias.

Sin embargo, no está de más extremar las precauciones y aislarse para frenar el avance de los casos de esta enfermedad que, aunque Andrea Ammon, directora del ECDC, explica que son la mayoría leves, pueden derivar en casos más graves si se sigue expandiendo por más países o llega a infectar a animales.

La experta ha recalcado que la probabilidad de contagio para la población general “es muy baja”, y que las personas con el riesgo más elevado de contraer la viruela del mono son aquellas que suelen tener relaciones sexuales con múltiples parejas.

Fuente: Web Consultas