Los nuevos puntos calientes de la España 'turistificada': "No tenemos nada que envidiar al Caribe"

Dos de los municipios que más crecen en plazas hoteleras están en Las Palmas. El aumento general de la oferta ha tenido impacto en muchos puntos turísticos de España, y no siempre para bien

Los nuevos puntos calientes de la España 'turistificada': "No tenemos nada que envidiar al Caribe"

La oferta turística ya no es la que era hace 15 años. Con una crisis económica como la de 2008 y una emergencia sanitaria como la que ha causado el covid, el siglo XXI avanza dando más de un quebradero de cabeza al sector vacacional, pero ni eso parece frenar la ola que se vive en España. La tendencia general, exceptuando algunos casos concretos, es que cada vez hay más oferta en los municipios vacacionales españoles.

Algunos puntos del país llevan años potenciando el turismo de su zona. Así ocurre en la provincia de Las Palmas, donde están algunos de los municipios que más han aumentado su oferta hotelera. ¿Será que el futuro Benidorm está en Canarias?

Pájara, en la isla canaria de Fuerteventura, es el municipio donde más crecen las plazas. Los datos de la encuesta de ocupación hotelera que realiza el Instituto Nacional de Estadística (INE) muestran que, de 2005 a 2019, la cantidad se ha triplicado, situándose sobre las 29.000 plazas ofertadas. Los grandes aumentos coinciden con las aperturas de hoteles importantes de la zona, como el Royal Palm en 2010, que tiene entre 600-700 plazas, estima la concejala de Turismo de Pájara, María de Silva. Muchas de las variaciones durante la década de 2010, apunta, son obra de las reformas que han experimentado muchos hoteles, y que han provocado los cierres temporales y posteriores reaperturas de los establecimientos.

Los hoteles del municipio no se encuentran en el pueblo de Pájara, ubicado a un cuarto de hora en coche del mar, sino en primera línea de playa en la localidad de Costa Calma, que queda dentro del área municipal. Como su propio nombre indica, lo que llama de la zona es su tranquilidad, sin grandes aglomeraciones de gente. Es, en palabras de María de Silva, "una zona privilegiada", con agua cristalina, gran oferta en deportes acuáticos, hoteles reformados, zona libre de conflictos y un clima estable (una media anual de 22º C). "No tenemos nada que envidiar al Caribe", asegura la concejala.

La encuesta cuenta las plazas como las camas fijas que tienen los establecimientos (no se incluyen las camas supletorias y tampoco las de matrimonio como cama para dos), y Mogán, al igual que Pájara, es otro punto turístico donde cada vez hay más. El municipio de la isla de Gran Canaria se encuentra en tercer lugar, por detrás de Málaga, entre los que más han crecido la oferta en los últimos 15 años. Visto así, los municipios turísticos de las Islas Canarias parecen liderar la lista, aunque hay una excepción que confirma la regla. Puerto de la Cruz, en la isla de Tenerife, inició un camino cuesta abajo de forma paulatina en el número de plazas y establecimientos sobre 2010. La tendencia cambió a partir del verano de 2018, cuando vieron un ligero aumento, y al final el municipio mantiene niveles similares a los de principios de los dos mil.

Ramón Estalella, secretario general de la Confederación Española de Hoteles y Alojamientos Turísticos (Cehat), argumenta que la razón detrás del aumento de plazas y establecimientos es que "no se habían aprobado planes municipales". Cuando los ayuntamientos deciden apostar por el turismo dotando al servicio hotelero, el volumen de oferta crece. El ayuntamiento del municipio recalifica el suelo y “lo que hace es dotarlo para un servicio, entre ellos, el hotelero”.

Eso es lo que ha ocurrido en Segovia, el cuarto municipio con mayor variación en plazas. El ayuntamiento ha apoyado constantemente al sector al distribuir la tierra durante todos estos años, afirma la representante de hoteles de la Asociación de Empresarios de Alojamiento, Hostelería y Turismo de Segovia, Casilda Giraldez. Es un apoyo que valoran desde el sector, teniendo en cuenta la compleja situación de la tierra, que alberga zonas muy protegidas por ser cascos históricos. Otro municipio del interior que refleja un fenómeno parecido es el de Teruel.

En otros sitios, la postura que toma el ayuntamiento es la opuesta. En Pájara, para evitar la masificación de la zona, la institución municipal dejó de permitir a partir de 2015-2016 la construcción de nuevos hoteles. En 2019 estaba entre los 15 primeros puntos turísticos con la media más alta de plazas ofertadas, pero incluso para el sector hotelero es importante que no se masifique, ya que eso contravendría la oferta de tranquilidad que la zona brinda a los turistas.

En vez de nuevos establecimientos, el sector hotelero de Pájara está apostando por un "turismo de calidad". Calidad antes que cantidad, porque sí se han permitido las mejoras de los hoteles para que algunos establecimientos suban de rango. "La mayoría eran de cuatro estrellas. Ahora, con las reformas, algunos son de cinco", explica la concejala de Turismo.

"La gente busca una zona de relax, turismo 'slow', de contacto con la naturaleza"

En Viveiro, donde tiene lugar el festival Resurrection Fest, el empujón vino del 'marketing'. Cuando la actual concejala de Turismo del pueblo gallego ocupó el cargo hace nueve años, se encontró con una institución que, en lo que respecta al turismo, "no estaba haciendo lo suficiente", cuenta la propia concejala, Marisol Rey, a este periódico. Una vez que llegó al puesto, puso en marcha un plan para potenciar el sector en la zona, que consistió en crear contenido promocional como vídeos y eslóganes, además de asistir a ferias de turismo. Así, en 2018, el municipio pasó de las 600 plazas en los meses de julio y agosto a las más de 900 por la llegada de más turistas. "Es el resultado de ese trabajo que se realizó", asegura.

Al mismo tiempo que en Viveiro el turismo se ha convertido en tendencia, en otros municipios ha dejado de estar tan de moda, y la baza del covid no tiene nada que ver en ello. La pandemia ha causado estragos en el sector, pero no es la culpable de que haya menos plazas en algunos municipios tradicionalmente turísticos, como Tarragona.

El municipio catalán es uno de los puntos turísticos con mayor tendencia a la baja en el número de plazas estimadas, pero esto no significa que haya menos hoteles en el municipio. Aunque la encuesta del INE habla de establecimientos hoteleros, dentro de la categoría agrupa, además de hoteles, establecimientos como apartahoteles, moteles, hostales y pensiones. Desde la Asociación de Hoteles de Tarragona, su presidente, Xavier Jornet, asegura que esa bajada no se produce por parte de los establecimientos hoteleros que hay en la zona, en los que solo ha habido pequeñas variaciones y se han mantenido estables.

Fuente: El confidencial