Electrosensibilidad: ¿Los campos electromagnéticos de sus dispositivos te enferman?

Marzo 16, 2023 - 13:44
 0  18
Electrosensibilidad: ¿Los campos electromagnéticos de sus dispositivos te enferman?

Los teléfonos celulares, computadoras portátiles, enrutadores Wi-Fi, medidores inteligentes, otros dispositivos electrónicos y líneas eléctricas de alto voltaje producen ondas de energía llamadas campos electromagnéticos (EMF) que son invisibles a simple vista pero son casi omnipresentes en nuestro entorno.

Si bien los expertos aseguran que los CEM no son dañinos, un creciente cuerpo de investigación indica que los CEM afectan la salud humana de varias maneras y pueden causar una colección de síntomas conocidos como electrosensibilidad. Siga leyendo para saber cómo nuestro uso constante de la tecnología puede dañar nuestras células y los posibles riesgos para la salud de la exposición a los CEM.

Se incluyen formas sencillas de identificar la electrosensibilidad y cómo puede reducir su exposición a los campos electromagnéticos.

¿Qué son los CEM?

Los campos electromagnéticos son frecuencias de energía que existen en un espectro de baja a alta energía. La tierra y el sol producen naturalmente campos electromagnéticos, al igual que los dispositivos artificiales como los teléfonos celulares y los enrutadores Wi-Fi. Los campos de baja frecuencia y baja energía producen radiación no ionizante, que es segura para la exposición humana, y representan la mayor parte de la radiación a la que las personas están expuestas.

Las fuentes de baja frecuencia de CEM incluyen:

  • Teléfonos celulares
  • TV y radio
  • Microondas
  • Señales Wi-Fi
  • Rayos infrarrojos
  • Luz visible

Las ondas de alta frecuencia son lo suficientemente fuertes como para causar daño celular, reducir los antioxidantes y son carcinógenos conocidos. Estas frecuencias producen radiación ionizante y pueden romper enlaces moleculares y separar electrones de los átomos.

Las fuentes EMF de alta frecuencia son:

  • Rayos X
  • Luz ultravioleta (UV)
  • Rayos gamma
  • Rayos cósmicos

Los antioxidantes como el el glutatión y la vitamina C son los antídotos de la naturaleza contra el daño oxidativo que subraya docenas de deficiencias funcionales. 

Cómo los CEM dañan las células 

Si bien se necesita más investigación para comprender mejor los efectos de la exposición a los EMF de baja frecuencia, un creciente cuerpo de datos sugiere que nuestro contacto ubicuo con los EMF puede tener más impacto en el cuerpo de lo que creemos.

Los campos electromagnéticos afectan la comunicación celular al afectar los canales de calcio dependientes de voltaje (VGCC), que es un método de comunicación que nuestro cuerpo usa para enviar señales a través de las membranas (1). 

Los VGCC regulan procesos como la función de los neurotransmisores, la expresión génica, las contracciones musculares y muchas más funciones biológicas esenciales.

Una interrupción de esta vía puede estar relacionada con:

  • Un cambio en la frecuencia cardíaca y la presión arterial (2)
  • Deterioro cognitivo (3)
  • Daño en el ADN (4)
  • Expresión alterada de proteínas en la piel (5)

Las empresas de comunicaciones inalámbricas insisten en que los dispositivos Wi-Fi y celulares son seguros. Y la FDA afirma que no existe un vínculo causal entre los campos electromagnéticos y los efectos secundarios negativos en el cuerpo.

Sin embargo, un informe de 2012 que contenía más de 2000 estudios que examinaban el efecto de los campos electromagnéticos en la salud humana encontró que la radiación de bajo nivel, como la radiación no ionizante emitida por su teléfono celular, puede desempeñar un papel en el cáncer, la enfermedad de Alzheimer y otras afecciones. (6).

Como nuestra exposición a los campos electromagnéticos está en su punto más alto en la cultura moderna, algunos afirman que el efecto acumulativo de los campos electromagnéticos de todas las fuentes conduce a un fenómeno llamado electrosensibilidad.

Esto podría deberse a su efecto sobre VGCC, El estado antioxidante u otras vías celulares.

¿Es real la electrosensibilidad?

Los campos electromagnéticos pueden ser invisibles, pero eso no significa que nuestros cuerpos no se vean potencialmente afectados por ellos. Su efecto acumulativo puede ser similar al de la contaminación o la exposición a toxinas: el cuerpo puede mediar los efectos hasta cierto umbral, pero más allá de eso, comenzamos a notar síntomas indeseables y confusos.

Una forma en que los EMF pueden dañar el cuerpo es a través de la reducción del estado antioxidante , que produce radicales libres y daño oxidativo.

Aunque la FDA no considera que los campos electromagnéticos sean dañinos, la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer ha considerado que los campos electromagnéticos son un "posible carcinógeno humano" según datos de observación en humanos e investigaciones con animales que relacionan los campos electromagnéticos de baja frecuencia con el desarrollo de tumores ( 7).

Si siente alguno de los siguientes síntomas, un enfoque de medicina integral puede ayudarlo a abordar la causa raíz y restablecer el equilibrio.

Síntomas de electrosensibilidad

La electrosensibilidad puede presentarse en docenas de signos y síntomas diferentes y puede afectar a las personas de manera diferente, según su propio nivel de sensibilidad. Los síntomas de la sensibilidad a los campos electromagnéticos incluyen (8):

  • Insomnio
  • Fatiga
  • Dificultad para concentrarse
  • Náuseas
  • Cambios en el ritmo cardíaco
  • Mareo
  • Dolores musculares
  • Cambios en el estado de ánimo
  • Depresión 

Los niños pueden ser especialmente susceptibles a la sensibilidad a los campos electromagnéticos ya que su piel es más delgada y generalmente tienen un mayor porcentaje de agua en sus tejidos, lo que puede hacerlos más sensibles a los efectos de los campos electromagnéticos que los adultos.

Los estudios también han encontrado una correlación preocupante entre la proximidad a lugares con campos electromagnéticos altos, como radios y líneas eléctricas de alto voltaje, y los cánceres infantiles (9).

Electrosensibilidad y Sueño

Algunos estudios han demostrado que la exposición a los campos electromagnéticos puede tener un impacto negativo en la función del ritmo circadiano natural, lo que interfiere con la calidad del sueño.

Ya sea que los EMF afecten o no el sueño, los dispositivos no son propicios para un sueño saludable debido al efecto de la luz azul sobre la producción de melatonina durante la noche. La luz azul de los dispositivos electrónicos disminuye la producción de melatonina, lo que reduce nuestra capacidad para un sueño reparador.

Sensibilidad EMF y estado de ánimo

Los campos electromagnéticos pueden alterar una vía a través de los canales de calcio activados por voltaje, lo que afecta la función de los neurotransmisores, como la serotonina y la dopamina, que son responsables del estado de ánimo, la memoria, la atención y la concentración.

Además de una interrupción en VGCC, los dispositivos como teléfonos inteligentes, tabletas y redes sociales están diseñados para explotar nuestras vulnerabilidades y funciones cerebrales, lo que desencadena una liberación adictiva de dopamina que puede provocar problemas de comportamiento importantes y una dependencia continua del dispositivo.

CEM y Atención

En un estudio, los investigadores encontraron que la exposición prolongada a los CEM contribuyó al daño de la vaina de mielina en ratones, contribuyendo a un comportamiento similar a la hiperactividad (10).

Si usted es uno de los muchos que buscan el manejo de los síntomas del TDAH sin medicamentos, limitar el tiempo de pantalla puede ayudar, además de abordar estos 4 desequilibrios.

Sensibilidad EMF y fertilidad

A los hombres a menudo se les indica que eviten colocar las computadoras portátiles directamente en su regazo, citando un aumento de la temperatura que puede dañar el esperma. Pero otra investigación muestra que los EMF pueden desempeñar un papel en la disminución de la motilidad y viabilidad de los espermatozoides (11).

Con toda la exposición a los campos electromagnéticos que encontramos en casi todas las actividades de nuestras vidas, puede ser tentador querer encerrarse en una burbuja. Pero no se desanime, hay maneras fáciles de reducir su exposición a los CEM, ¡y muchas de estas acciones también tienen otros beneficios funcionales!

Cómo reducir la exposición a los campos electromagnéticos

Si bien el argumento en contra de los campos electromagnéticos no es irrefutable, su presencia no debe descartarse por completo. Aunque es poco probable que sea la causa de una enfermedad grave, para algunos puede desempeñar un papel.

Apague los dispositivos cuando no estén en uso. Esto se aplica a tabletas, computadoras y cualquier otro dispositivo "inteligente"

Apague su enrutador Wi-Fi por la noche. Esto se puede lograr fácilmente con un temporizador mecanizado, por lo que no tiene que acordarse de hacerlo todas las noches.

Deje los dispositivos fuera del dormitorio. Además de limitar la exposición a los CEM que pueden interferir con el sueño, una reducción en la exposición a la luz azul promoverá la producción normal de melatonina. Además, se ha demostrado que las parejas que limitan los dispositivos en el dormitorio duermen mejor e incluso reportan una mayor satisfacción con su vida sexual.

Sea consciente de su proximidad a líneas eléctricas de alto voltaje, torres de radio y torres de telefonía celular. Si bien este no es un aspecto que podamos controlar fácilmente, es algo a tener en cuenta al comprar una casa, especialmente si tiene niños pequeños.

No lleves tu celular en tu persona. Aumentar la distancia entre los campos electromagnéticos y su cuerpo reduce su exposición.

Evalúe su hogar 'inteligente'. Cuantos más dispositivos haya conectado a Wi-Fi en el hogar, más EMF estará expuesta a su familia. Esto incluye refrigeradores, pequeños electrodomésticos que se pueden controlar a través de una aplicación y dispositivos inalámbricos que pueden cerrar la puerta de forma remota.

Si tiene problemas con los trastornos del sueño, el dolor u otros síntomas problemáticos, su médico integrador puede ayudarlo a optimizar su entorno y estilo de vida para brindar más apoyo a la salud y la curación.

Tratamiento de la causa raíz con medicina integrativa

Los síntomas de la sensibilidad a los campos electromagnéticos comparten similitudes con docenas de otras afecciones crónicas y agudas. Si bien algunas personas pueden ser sensibles al aumento de la interferencia de los campos electromagnéticos en su entorno, es crucial evaluar todos los síntomas con medicina integrativa para determinar el origen del problema.

Su médico integrador lo ayudará a optimizar la dieta, el estilo de vida y los desequilibrios hormonales o de neurotransmisores que contribuyen a la mala salud. Esto se conoce como tratamiento de causa raíz y es una forma segura, eficaz y comprobada de sanar el cuerpo en lugar de simplemente controlar los síntomas.

 Fuentes

  1. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3780531/
  2. https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/10212373/
  3. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC4946261/
  4. https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/15121512/
  5. https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/18267023/
  6. https://bioinitiative.org/conclusions/
  7. https://www.thelancet.com/journals/lanonc/article/PIIS1470-2045(11)70147-4/texto completo
  8. https://www.who.int/peh-emf/publications/facts/fs296/en/
  9. https://academic.oup.com/aje/article/155/12/1096/123184
  10. https://www.nature.com/articles/srep41129
  11. https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/18804757/

¿Cuál es tu reacción?

like

dislike

love

funny

angry

sad

wow