Una gran ciudad italiana quiere introducir un sistema de "crédito social" similar al de China, en el que los ciudadanos son recompensados ​​por un "comportamiento apropiado"

Italia quiere introducir el Crédito social forzado a la poblacion

Una gran ciudad italiana quiere introducir un sistema de "crédito social" similar al de China, en el que los ciudadanos son recompensados ​​por un "comportamiento apropiado"

La séptima ciudad más grande de Italia, Bolonia, planea introducir un sistema de "crédito social" para recompensar el buen comportamiento de sus ciudadanos, pero los críticos advierten sobre un posible escenario distópico como el que se ve en el controvertido sistema de crédito social de China.

La sede de la región de Emilia-Romaña está desarrollando una aplicación que recompensará a quienes demuestren un "comportamiento adecuado" con los llamados créditos sociales. Estos comportamientos coinciden con las normas morales generales: los ciudadanos pueden ganar puntos, por ejemplo, siguiendo las normas de tráfico, optimizando el consumo de energía o mediante la recogida selectiva de residuos.

El nombre de la aplicación es "Smart Citizen Wallet" y fue revelado en una conferencia de prensa en Bolonia el 29 de marzo, con la participación del alcalde Matteo Lepore. Massimo Bugani, director de la "Agenda Digital" de la ciudad, también habló en el evento. Según Bugani, la aplicación puede verse como una inversión en el desarrollo digital de Bolonia.

La aplicación es como si Bolonia se beneficiara de un "nuevo sistema de alcantarillado", dijo Bugani, y agregó que cada vez más servicios se digitalizarán en Italia en los próximos años.

 El diario local, Corriere di Bologna, comparó la aplicación con los conocidos folletos para puntos de recogida en centros comerciales. La aplicación ya ha sido activada en Roma, aunque solo como prueba.

Aunque por el momento solo hay recompensas y ninguna penalización por usar la aplicación, la amenaza de los sistemas de crédito social ya ha sido abordada por un grupo de autores en Italia. En 2016, se publicó un libro titulado "Anime Elettriche" (Almas electrónicas), que trataba sobre un sistema de crédito social. En este libro distópico, los autores presentan una sociedad en la que el acceso al consumo y a los bienes depende de la cantidad de puntos acumulados por un individuo.

Reconociendo las preocupaciones sobre el sistema crediticio, un grupo de investigación italiano, Privacy Network, señaló que el mal uso de un sistema tan complejo podría generar una serie de problemas, como restricciones severas que podrían violar los derechos humanos y las libertades civiles, sin mencionar la discriminación que dicho sistema simplemente implica.

Fuente: DC News