Nutrientes para plantas

¿Qué son y para qué sirven?

Marzo 9, 2024 - 16:56
 0  154
Nutrientes para plantas

A menudo conocemos los componentes esenciales para mantener un cuerpo humano saludable, pero ¿Cuánto sabemos realmente sobre los nutrientes que necesitan las plantas?

Es común que simplemente apliquemos un fertilizante genérico en nuestras plantas sin darle mayor importancia. Sin embargo, comprender los detalles específicos sobre los nutrientes que estas necesitan y la mejor manera de proporcionárselos puede marcar una gran diferencia entre una planta saludable y una que lucha por sobrevivir.

Exploraremos lo que se necesita para la salud óptima de las plantas y el papel que desempeña cada nutriente.

Elementos Mayores

Si tienes fertilizante para plantas, probablemente reconozcas el ratio N-P-K, usualmente indicado en el frente del paquete como 1-1-1 o 20-30-20. El Capitán «N» por el nitrógeno lidera el grupo, pero el fósforo (P) y el potasio (K) también son importantes.

Estos tres son los principales nutrientes que todas las plantas necesitan para crecer y prosperar.

Nitrógeno (N)

El nitrógeno es el nutriente primario necesario para la salud óptima de la planta, ya que es literalmente el bloque constructor de la vida vegetal.

Las plantas absorben nitrógeno y lo asimilan en los aminoácidos aspartato, asparagina, glutamato y glutamina. Estos se utilizan para crear nuevas células, permitiendo así que la planta crezca.

Es el componente principal de la clorofila, que permite a las plantas absorber luz para la fotosíntesis. Además, es vital para el metabolismo general de la planta (es decir, lo que la mantiene viva).

El nitrógeno también es el nutriente que da a las hojas su tono verde. Las plantas deficientes en N a menudo se vuelven amarillas y se caen. Cuando las plantas verdes mueren, liberan este nitrógeno al suelo mientras se descomponen.

Fuentes de nitrógeno recomendadas: estiércol de herbívoros envejecido, harina de sangre, harina de alfalfa, orina humana, posos de café, té de compost y cultivos de cobertura de leguminosas.

Fósforo (P).

El fósforo es el segundo jugador en el terreno N-P-K. Es contraparte del nitrógeno en el sentido de que asiste en la conversión de aminoácidos. Además, es un componente mayor de las enzimas que metabolizan la luz solar en carbohidratos.

El fósforo es uno de los nutrientes más importantes para las hortalizas de raíz. Esto se debe a que inicia la germinación y estimula el desarrollo de las raíces.

Como puedes imaginar, esto lo hace invaluable para el establecimiento de plántulas y la salud general de la planta. Además, el fósforo es necesario para crear y mantener tejidos vasculares saludables. Es necesario para el desarrollo de los brotes y afecta los procesos de floración también.

Fuentes de fósforo recomendadas: harina de hueso, salvado de trigo, fosfato de roca, vermicompost, guano de murciélago, pieles de pepino quemadas, cáscara de cacao y estiércol de pollo.

Potasio (K).

Al igual que las personas que sufren de deficiencia de potasio se sienten débiles, letárgicas y fatigadas, las plantas experimentan lo mismo sin suficiente potasio.

Pierden su vigor: simplemente se marchitan y mueren. Activa las células vegetales para absorber agua, lo suficientemente hinchadas como para absorber dióxido de carbono (CO2). Además, es uno de los principales nutrientes vegetales que causa la presión osmótica: el «succión» que anima a las plantas a absorber agua del suelo.

Otra de las funciones principales del potasio es la activación de enzimas. «Dispara» la activación de clorofila y proteínas, y convierte azúcares solubles en almidones utilizables.

Fuentes de potasio recomendadas: harina de algas, ceniza de madera, cloruro de potasio, sulfato de potasio, greensand (sedimento marino), polvo de granito y compost.

Elementos Menores

Magnesio (Mg).

El magnesio es uno de los nutrientes que ayuda a las plantas a crear su hermoso tono verde oscuro. Asiste con la fotosíntesis y es uno de los nutrientes que activa los ciclos de vida de las plantas. Por ejemplo, el magnesio les avisa a las plantas que es hora de enraizar, florecer o fructificar.

Fuentes de magnesio recomendadas: cal dolomítica y sulfato de magnesio (sal de Epsom).

Azufre (S)

El azufre es uno de los nutrientes más importantes para las plantas. Sin azufre, las plantas no pueden sintetizar clorofila. No producirán raíces, ni frutos, ni siquiera se volverán verdes.

Fuentes de azufre recomendadas: estiércol de vaca y cerdo envejecido, polvo de azufre, gránulos de azufre, compost de restos de cocina y posos de café.

Calcio (Ca)

El calcio literalmente endurece las paredes celulares y hace que las plantas se mantengan firmes y altas. Además, ayuda a distribuir los nutrientes por diferentes partes de la planta.

Fuentes de calcio recomendadas: cal dolomítica y sulfato de calcio.

Minerales Traza

Los minerales traza son aquellos que las plantas necesitan en menores cantidades, pero eso no significa que sean menos importantes.

Hierro (Fe), Zinc (Zn), Cobre (Cu), Manganeso (Mn), Boro (B), Cobalto (Co), Sodio (Na), Silicio (Si), Molibdeno (Mo) son solo algunos de los minerales traza esenciales para las plantas.

Para darle a tu jardín la mejor oportunidad de prosperar, es importante realizar pruebas de suelo regularmente. De esta manera, puedes identificar qué nutrientes están deficientes o en exceso. Luego, puedes enmendar el suelo de manera adecuada para la salud y rendimiento óptimo de tus cultivos.

Fuente: Ecoinventos

¿Cuál es tu reacción?

like

dislike

love

funny

angry

sad

wow